NUESTRA MISIÓN

EL ORIGEN DE LA VISIÓN DEL SONIDO DE LA GLORIA

Hace unos años, la familia Vergara Gómez, tuvo una experiencia sobrenatural a través de la música y la adoración a Dios. Fueron más de dos horas ininterrumpidas de adoración a través del sonido de la percusión de dos darmucas israelitas.

Ese día algo se gestó en su espíritu y recibieron la revelación de un nombre que no fue sino un tiempo después que supieron que era el nombre de un Ministerio que se creaba sustentado en la adoración para llevar a las naciones la revelación DEL MISTERIO DEL PODER SOBRENATURAL DEL SONIDO DE LA GLORIA DE DIOS.

LA MISION DEL MINISTERIO INTERNACIONAL EL SONIDO DE LA GLORIA es predicar las buenas nuevas del evangelio del Reino de Dios a toda persona, luego afirmar, consolidar, alimentar, sanar, liberar, restaurar, equipar, perfeccionar y madurar a cada individuo que ha conocido a Yeshua para que sirva en la obra del ministerio y en el Reino de Dios.

LA VISIÓN

Llevar la buenas nuevas del Reino de Dios, en medio de la alabanza y la adoración, a los pobres de espíritu, los quebrantados de corazón, los cautivos, los ciegos, los oprimidos, los enfermos y a toda persona sobre la faz de la tierra por todos los medios posibles.

Llevar a cada creyente a ser un discípulo y un fuerte líder en el reino de Dios, fundamentándolo en los valores del Reino y la doctrina apostólica, renovando así su mentalidad para que su ser total sea transformado en el espíritu, alma y cuerpo.

Adiestrar, equipar, perfeccionar y ayudar a cada discípulo a descubrir y cumplir el propósito, el llamado y la voluntad de Dios para su vida; llevándolo a conocer su identidad como hijo, con derechos, privilegios, herencia y responsabilidades en el reino de Dios.

Comisionar a cada discípulo para que haga la voluntad de Dios y llegue a su destino, llevando el Reino adondequiera que vaya, transformando la atmosfera y salvando y restaurando vidas. Enviar lideres con armas poderosas para extender el reino de Dios por la fuerza, echando fuera demonios, sanando a los enfermos, haciendo señales, Milagros, maravillas y prodigios, resucitando muertos, predicando, ensenando y profetizando los misterios del Reino, para causar una reforma y un impacto en la sociedad. Todo esto, con el propósito final de transferir un legado de bendición, prosperidad y justicia a las próximas generaciones.

EL Ministerio llevara la ministración y entrenamiento del poder del sonido de la adoración para liberar, sanar y restaurar la vida de los individuos que han conocido a Yeshua, a su familia, la vida de las comunidades locales, naciones y continentes.